Sobre nosotros

Yeti: Shotgun seat and handlebars

Somos un equipo pequeño de padres apasionados por la bicicleta de montaña, ubicados en la Isla Norte de Nueva Zelanda y nuestra visión global es desarrollar la siguiente generación de ciclistas de montaña.

En qué creemos:

  • En alejar a los niños de los dispositivos electrónicos y llevarlos a los senderos de ciclismo de montaña.
  • En que los padres pasen tiempo de calidad con sus hijos.
  • En fomentar la pasión por la naturaleza y las actividades al aire libre.

Nuestra historia

Nuestra aventura comenzó en el verano del 2016, cuando las salidas con los niños en bicicleta de montaña dividían a la familia del cofundador Dan Necklen.

«Nuestros hijos tenían 3, 7 y 9 años por aquel entonces, y literalmente teníamos que dividirnos para salir con la bici. Íbamos a pasar el día en Rotorua y, mientras yo me iba por las rutas más largas con los mayores, mi mujer Alicia tenía que quedarse cerca del aparcamiento con nuestro hijo pequeño y su bicicleta sin pedales. A todos nos encantaba salir con las bicicletas de montaña, pero no nos gustaba nada tener que separarnos para hacerlo, así que nos propusimos encontrar una alternativa mejor».

Dan sabía que un sillín de montaje trasero no funcionaría con su bici de doble suspensión, así que empezamos a buscar otros sillines infantiles de montaje delantero. Desafortunadamente, el primero que probamos no se ajustaba a la potencia de su bicicleta, y el segundo era un accesorio permanente con el riesgo de dañar su bien más preciado.

Aquí fue cuando entró en escena el cofundador, diseñador de productos y padre ciclista de montaña Tom Hayward. Las instrucciones eran sencillas: diseñar un sillín infantil para los padres con bicicletas con doble suspensión que quieran llevarse a sus hijos con ellos en su bicicleta de montaña.

«Después de varios prototipos y de recibir muchos comentarios de familias de ciclistas de montaña y vendedores de bicicletas, logramos un diseño que funcionaba muy bien y que, además, ¡les encantaba tanto a padres como a niños!»

Unos meses más tarde nació la primera versión del sillín Shotgun y una campaña de pedidos por adelantado nos ayudó a lanzar la marca en Nueva Zelanda. En marzo del año siguiente, lanzamos el accesorio de manillar Shotgun y la empresa evolucionó de ser un negocio con un solo producto, a una marca más amplia con la visión de desarrollar a la siguiente generación de ciclistas de montaña.

Para más información sobre la empresa y sobre nuestros hitos, visita nuestro blog.

Assembling the first shotgun seats

Testing the first shotgun seat

    Shotgun seat prototype

    *En las imágenes anteriores: Primeras pruebas y producción de la primera generación de sillines Shotgun.

      Seleccione la región a la que desea que se envíe su compra.

      Using your region's website is the best way to find stockists or learn more about the shotgun seat.

      Other Countries

      Somewhere else?
      ×